miércoles, 14 de marzo de 2012

"El dolor de un gran drama"


                                                                                          -I-

                                                               Con el alma cansada sale cada mañana
                                                               dejando su despecho a los pies de la cama, 
                                                               con el único aliento del dolor de su drama
                                                               para empezar de nuevo su lucha cotidiana.

                                                               Uno más, que en la calle se une a la caravana
                                                               de gente sin trabajo, que en soledad reclama
                                                               un derecho sagrado para salvar lo que ama,
                                                               a pie y puerta por puerta, con firmeza espartana.

                                                               ¡Qué soledad más grande! ¡qué impotencia tan triste
                                                               camina hoy por las calles, las ciudades de España! 
                                                               - El mundo es una selva plagada de gusanos -

                                                               Sin que nadie haga nada por limpiar ese quiste
                                                               ese cáncer maldito que se extiende con saña
                                                               y convierte tragedias en números lejanos.

                                                                                        -II-

                                                               ¿Es que no hay en el mundo sentimientos humanos?
                                                               ¿de qué sirven recuentos si los números llueven
                                                               si las tragedias de otros, ni siquiera conmueven
                                                               a los que nos gobiernan en foros soberanos?

                                                               Y mientras ellos hacen de “doctos” cirujanos,
                                                                personajes corruptos, a plena luz, promueven
                                                                los hilos de la trama en que ágiles se mueven, 
                                                                amasando riquezas con diabólicas manos.

                                                                El viejo continente se desestabiliza
                                                                y castiga cruelmente a una ciudadanía
                                                                presa de un reajuste dictador y mezquino.

                                                               Cual ave que resurge del humo y la ceniza
                                                               del ardiente rescoldo surgirá un nuevo día
                                                               si en justicia se toman las riendas del destino.


                                                                Cuando en paz y entre todos, guiemos nuestro sino
                                                                desterrando del mundo intereses tiranos, 
                                                                 rescatando virtudes y valores humanos.

Alma en el verso
 

7 comentarios:

Aldabra dijo...

¡que triste, alma!
y sin un futuro optimista a la vista
tu poema describe muy bien el drama de muchos actualmente.

biquiños,

Antonio Villegas Martin dijo...

Me solidarizo plenamente con los sentimientos de denuncia y protesta implícitos en tus versos.
¡No esperemos que esta gente que rigen hoy nuestro destino(políticos y banqueros ilustres)nos regalen nada!no tienen nada que dar,ni siquiera la dignidad que seguro que caracteriza al mas modesto de los humanos, tendremos que ser nosotros con nuestras denuncias,desde nuestros escritos,con nuestro compromiso en las cosas pequeñas,día a día en cada gesto,por insignificante que nos parezca,tomando partido sin dilaciones,como tu bien dices,RESCATANDO VIRTUDES Y VALORES HUMANOS.
Perdóname por llenar tu blog con tanta palabra sombría,pero es que me siento indignado por todo lo que esta pasando.
Un abrazo.

Alma en el verso dijo...

Muchas gracias, Aldabra.
Gracias por tus palabras, Antonio. Siento esa misma indignación. Son ya muchas las familias que sufren esa grave situación y duele profundamente que el tema sea tratado de la forma en que está siendo tratado.
Un abrazo

Elisa Viviana Rezzonico dijo...

Muy conmovedores poemas, me recuerdan situacones de mi país pasadas y que se avecinan. El mundo está super poblado y el sistema se astilla y nos hiere a la vez. Muy importantes tus palabras: "rescatar valores" y a ellas agrego disfrutar de lo cotidiano, de eso mínimo pero vital que nos fortifica: un afecto, la luz de cada mañana, la fuerza para perseverar...
Te mando un gran abrazo y mis felicitaciones.
Elisa

Alma en el verso dijo...

La situación es sumamente compleja y su alcance de proporciones extraordinarias... estos dos poemas son una forma de reflejar mis sentimientos ante la deshumanización más que evidente de un sistema, ante la corrupción y la ineficacia de la justicia y ante el dolor y la impotencia que produce ver ya tantas familias afectadas.
Muchas gracias, Elisa, por tu lectura y tus palabras.
Un abrazo

Francesc-L dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me encanta.Volveré a visitarte.Francesc.

Alma en el verso dijo...

Me alegro mucho de que te guste lo que escribo... me sentiré muy honrada con tu vuelta. Serás siempre bienvenido.
Gracias por tu lectura y comentarios.
Un cariñoso saludo, Francesc.