viernes, 22 de julio de 2011

"Espejo"


     Antes amable y galante
   casi un solícito amigo
     y ahora sólo un testigo
          de la hostil huella flagrante
            de un menoscabo constante
              ¿Por qué ese tesón en darme
     imágenes discordantes
                  en las que nada es como antes?
          Pareces un ruin gendarme
           siempre presto a vigilarme.

     Si nunca viví pendiente
  de juventud y belleza,
     no caeré en la torpeza,
          aunque el tema es evidente
       que no me es indiferente,
         de perder un solo instante
            de un tiempo tan importante
  negando mi madurez,
sería una insensatez
        y un desliz desesperante.

Alma en el verso

3 comentarios:

El Narrador de los Mundos dijo...

El espejo es amigo malvado que sólo dice la verdad. Enhorabuena por saber enfrentarte a él y salir victoriosa.

Elisa Viviana Rezzonico dijo...

Un tema que nos golpea a los que ya reunimos "ciertos" años, muy sensata tu postura: no negar la realidad, ni estar prisionero de ella. A veces creo que la edad es piadosa pues la presbicia nos regala cierta ignorancia ante nosotros mismos.
Como siempre: Felicitaciones!!!!!!!!, es un placer compartir tus poemas. Cariños.
Elisa

Aldabra dijo...

me encanta la fotografía de una elegancia sencilla.

y respecto al contenido de tus versos... ¡el tiempo no perdona!, pasa para todos...

ya no me gusta tanto como antes mirarme en el espejo... pero procuro aceptarme, con mis arrugas, con mi celulitis y mis kilillos de más.

biquiños,