lunes, 15 de abril de 2013

"Esperando"


La casa languidece, está desierta,
sumida en el sopor de un decaer,
y yo, yo ansiando verte aparecer
igual que un torbellino por la puerta.

Nos falta el goce, la caricia cierta
del más cálido y tierno amanecer…
¡Ay, a esta tierra que te vio nacer
la están dejando estéril, casi yerta!

¡Dios, qué difícil es vivir pensando,
pensando en ti, sintiendo el alma inquieta,
sin poder ver en tu mirada abierta!

Vivir así, aguardando, deseando,
a la espera de esa llamada escueta,
vivir sin más, en permanente alerta.

¡Qué época tan incierta!        
Si crudo era vivir con una ausencia,
¿qué no ha a ser vivir sin tu presencia?

Alma en el verso

6 comentarios:

Aldabra dijo...

uf... no sé si me equivoco o no al interpretar tu poema pero intuyo la voz de una madre que llora por dentro (nadie quiera que sepa de su sufrimiento y mucho menos su hijo) el distanciamiento físico, imagino que por motivos de trabajo, de estudios.

¡cuanto se pueden echar de menos!

mi hija no vendrá este fin de semana a casa y aunque yo sé que está bien y eso ya me hace feliz, la echo de menos, echo de menos nuestras discusiones de madre e hija pero también nuestras risas con algún chisme, con algún programa de la tele, que me acompañe al cine...


ains!

biquiños,

Alma en el verso dijo...

Tal y como lo expresas, Aldabra. Muchas gracias por tu lectura y por tan entrañable comentario.
Un abrazo

Elisa Rezzonico dijo...

Ay Luisa a no decaer de ánimo, hermoso el texto, espero que escribir y volcar todo eso te ayude a aliviar nostalgia y ansiedad. Pensá que no está tan lejos, recurren al SKYPE o un programa similar para hablar via compu?. Siempre viajar es una enriquecedora experiencia, las buenas energías que le enviás seguro llegan aún a distancia.
Un beso grande, Felicitaciones por el poema.
Elisa

Alma en el verso dijo...

La ausencia continuada de un hijo entristece siempre pero mucho más cuando su marcha obedece a una elección forzosa y aquí y ahora son demasiados los jóvenes que acaban brillantemente su carrera y tienen que ir necesariamente a buscar su vida lejos de su tierra y de su gente. Afortunadamente y como bien dices Elisa, vivimos en una época en que tenemos muchos medios de comunicación a nuestro alcance.
Muchas gracias y un abrazo

Cristino dijo...

Por algo, el pueblo, que dicen ser tan sabio, dice muy a menudo, que el que espera, desespera y de ahí esa inquietud y desazón que manifiestas, muy bien expresada por cierto.
Felicidades y abrazos.

Alma en el verso dijo...

Gracias por tu comprensión y tu apoyo, Cristino.
Un abrazo