jueves, 17 de enero de 2013

"Retrato"


Trémulo, el chasis cae, se desprende
y en su caer arrastra a cada pieza
del ensamblado puzzle en el que reza,
mientras la onda diabólica se extiende

y cada humilde humano se defiende
como puede, aferrado a su entereza,
consciente de la trágica proeza
que ahora el hecho de vivir comprende.

Tiempo desangelado, que transcurre
dentro y fuera, enganchado en las espinas
de una cultura herida que agoniza.

Tiempo de angustia, que se nos escurre
queriendo verla alzarse de sus ruinas,
resurgiendo del humo y la ceniza.


Todo se paraliza
en un momento en que urge descubrir
otras formas distintas de vivir.

Alma en el verso

6 comentarios:

Aldabra dijo...

no entiendo muy bien a qué cosa concreta puede referirse tu poema pero no importa... el descalabro, el derrumbre bien puede aplicarse a la vida política de nuestro país en nuestros momentos.

"urge descubrir otras formas distintas de vivir", y yo añadiría, "más honradas"

biquiños,

Alma en el verso dijo...

Aciertas plenamente en la interpretación. "Mejores" era la palabra que me salía directa y después de escribirla la desestimé pensando que la fuerza del deseo y la necesidad de que así sea, es evidente... a estas alturas cualquier enfoque nuevo que nos haga salir de esta situación, sea de la índole que sea, debe estar sujeto y en primerísima instancia a esa premisa:
mejorar.
Muchas gracias y un abrazo, Aldabra.

Elisa Viviana Rezzonico dijo...

Muy interesante composición, interpreté que se refería a la sociedad, a sus valores y pautas de vida. Creo (y no soy socióloga, así que me meto en camisa de once varas), que no es cuestión de cambiar la sociedad por otra, sino de revalorizar sus enfoques, dentro de nuestra forma de vida hay caminos mejores.
Claro que el tema corrupción y política vienen relacionados desde que el mundo es mundo, por aquí esas vinculaciones tienen terribles consecuencias, y aparentemente estamos en un período de calma...
Vaya, vaya, los seres humanos tan complejos que somos, y tan falibles.
Te envío un abrazo grande y mis felicitaciones sinceras!
Elisa

Alma en el verso dijo...

Todo va unido. Algunas de las cosas que aquí y ahora vivimos no son nuevas, las hubo en otras épocas sujetas a un régimen distinto. Nuestro estado de ahora, como bien dices, no es privativo de un solo país, lo que sorprende es que a estas alturas y en democracia (¿), no se pare en seco esa onda para hacer lo que en justicia hay que hacer y en lugar de derruir se comience a construir y asegurando bien los cimientos.
Muchas gracias, Elisa.
Un abrazo

Cristino dijo...

Viendo los comentarios anteriores, aparte de tus contestaciones y mi impresión cuando te estaba leyendo, te refieres a la sociedad en general, poniendo el acento en que se está descomponiendo. Esto se está diciendo desde que el hombre se bajó del árbol y, como ves, todo se fagocita y se sigue hacia delante, viendo todo lo que se ha recorrido, comenzando en poner el pie en la tierra hasta ponerlo en la luna.
Lo triste es que las soluciones no son tan costosas ni difíciles de ver y ejecutar, pues basta con empezar desde la escuela a educar a los niños como Dios manda; todo está tergiversado y obedece a intereses espurios y la escala de calores vale un pimiento y se cambian a voluntad y así nos va. Recurriendo al lenguaje de la calle, parece que los que están montados en el machito, ahora y siempre, se dicen a así mismo, “el que venga atrás, que arree”.
Como no hay espacio suficiente en todo Internet para decir lo que pudiera sobre el asunto, aquí me paro, te felicito y te mando un abrazo.
Cristino.

Alma en el verso dijo...

Agradecida por tu lectura y tu comentario, Cristino.
Un abrazo