miércoles, 9 de enero de 2013

"Quiebros y fisuras"


Entre las flores del mantel bordado
y el brillo de las copas de cristal,
propios de una ocasión tan especial,
latía un pacto tácito y callado.

Un acuerdo siquiera insinuado,
consensuado de forma natural
y acatado por cada comensal,
antes incluso, de quedar sentado.

Había que nadar entre las olas
y soslayar en lo posible el fondo,
quedar a flote a ras de superficie

y guardar el dolor en lo más hondo,
sin aliento ni voz que lo acaricie
hasta quedarse nuevamente a solas.


Y al vaivén de las olas
se oyó de pronto el eco de un trallazo,
un llanto amargo, solo y sin abrazo.

Alma en el verso

8 comentarios:

Elisa Viviana Rezzonico dijo...

Excelente composición, nos va llevando, ubicando en situación, crea clima y tiene un cierre rotundo. Confieso que he tenido que ir al diccionario: quiebros y trallazos no son palabras habituales por aquí, era necesario poder cerrar el sentido.
Felicitaciones!, un abrazo grande.
Elisa

Alma en el verso dijo...

La riqueza de nuestro idioma... yo también aprendí muchas palabras en América que para mí eran nuevas y por suerte sigo aprendiendo.
Muchas gracias, Elisa.
Un abrazo

El Narrador de los Mundos dijo...

Excelente poema. De los mejores que te he tenido la ocasión de leer.

Alma en el verso dijo...

Muchas gracias, Narrador.
Un abrazo

Aldabra dijo...

una mesa demasiado perfecta... es como esas imágenes de las pelis que en seguida te das cuenta que ese "trallazo" va a llegar porque todo es demasiado idílico...

tu poema es así.

biquiños.

Alma en el verso dijo...

Mientras leía tu comentario pensaba que la cuestión no está en que en el poema o en las películas sea así, sino en que sea así en la realidad y para bien o para mal, es así muchas veces.
Muchas gracias, Aldabra.
Un abrazo

Antonio Villegas Martin dijo...

¡Tu soneto me conmueve cuando lo leo
Alma!.Me identifico con esa situación; Estar ante un momento de alegría con el corazón roto por una ausencia.Creo que cuando la poesía conmueve es por que ademas de métrica,rima,y riqueza de lenguaje el poeta comparte sentimientos.

Gracias Alma.

Alma en el verso dijo...

Compartir sentimientos... yo también creo Antonio, que esa es sin duda, la primordial razón. Entrañable comentario. Te echaba de menos, me alegro mucho de encontrarte de nuevo en este espacio.
Un abrazo