lunes, 2 de julio de 2012

"Abrazando soledades"


¡Qué intrínseca e inmensa soledad,  
envuelve al ser humano!, ¡qué implacable
y qué aislante membrana indescifrable
circunda a cada ser en su unidad!

Que incluso en la emotiva intimidad
con la persona amada y más afable,
en el amor más puro y entrañable,
sólo puedes besar su identidad.

Cuando se quiere de verdad a un ser
que la vida hiere, lo que se desea
es poder traspasar esa membrana

y fundirse con él hasta vencer,
más, cuando es tan hiriente la pelea,
y más cuando ya se hace cotidiana.


Miras por la ventana
deseando encontrar su amanecer
y haces sólo lo que se puede hacer,

luchar por un mañana
en que brille esa luz y estar con él
abrazándote a su alma y a su piel.

Alma en el verso

6 comentarios:

Aldabra dijo...

la soledad, causante de tanta infelicidad, tan temida, tan odiada...

y tan difícil de desterrar de nuestro lado.

biquiños,

Alma en el verso dijo...

Supongo que como tantas otras cosas, todo está en el momento y en la circunstancia en que se vive... no siempre es una amiga, pero yo no temo ni odio mi propia soledad, con el tiempo he aprendido incluso a amarla y en muchos casos es mi mejor aliada, lo que siento profundamente es no poder ayudar más allá de donde se puede a los seres que quiero cuando se enfrentan a cosas tan dolorosas, es cuando de verdad se siente la inmensa soledad con que cada uno de nosotros tenemos que afrontarlas, por muy acompañados que estemos.
Muchas gracias, Aldabra.
Un abrazo

Elisa Viviana Rezzonico dijo...

Muy hermoso, ¿por qué será que ante situaciones dolorosas, angustiantes surgen textos tan bellos como este?.
Si, yo creo que la soledad nos acompaña como constante, nacemos y partimos solos, pero a la vez integramos eslabones de una continuidad que unifica. Contradicciones que se suman... Mejor parar de pensar y disfrutar la tersura del texto...
Felicitaciones, un abrazo grande.
Elisa

Alma en el verso dijo...

Muchas gracias, Elisa... es cierto que de las situaciones más negativas provienen también cosas buenas, supongo que de la misma forma que la oscuridad nos hace valorar la luz, el dolor nos hace valorar con más precisión determinadas cosas.

Un afectuoso abrazo

Madminerva dijo...

Bellísimo ALma, realmente bello! la felicito por tan dulces versos...

Alma en el verso dijo...

Muchas gracias, Madminerva. Un verdadero placer encontrarte aquí.

Besos