miércoles, 2 de mayo de 2012

"Aquella tarde"


 - Aquella tarde -

 Lo mirara de frente o de costado
en la mirada lo llevaba escrito,
sus ojos, de un color acastañado,
se abstraían mirando al infinito.

Era la imagen fiel del abnegado
que asume la caída de un gran mito,
de un bello sueño por el que ha luchado,
sin decir nada, amordazando el grito.

Y esa tarde la llevaré en el alma,
como he llevado siempre su sonrisa,
esa dulce sonrisa siempre en calma,

clara muestra de su bondad sumisa.
Tarde gris y desapacible en Palma,
en el aire sus ojos, su sonrisa,

flotando entre la brisa
y en el alma la herida de una espina,
la de un ser que amo al que el dolor inclina.

Alma en el verso

8 comentarios:

Aldabra dijo...

es dificil olvidar a una buena persona y todos los honras son pocas para recordarlos.

biquiños,

Alma en el verso dijo...

Mira que duele ver sufrir a un ser de tanta bondad al que uno quiere, pues aún duele más, ver como quienes más reciben de esa bondad, muchas veces ni la ven, ni la agradecen.
Este poema, Aldabra, está aquí precisamente por esa razón, por honrar a esos seres que pase lo que pase nunca abandonan su bondad ni olvidan su sonrisa.

Muchas gracias.

Elisa Viviana Rezzonico dijo...

Muy bello... es difícil como algo que nos transmite un dolor, una pena, un desconcierto puede ser tan bello. Pero es así, felicitaciones y un abrazo grande.
Elisa

Alma en el verso dijo...

Muchas gracias, Elisa... me emociona tu comentario.
Un abrazo

Silvia dijo...

Es precioso. La capacidad de a pesar de las vicisitudes, de las zancadillas de la vida, de seguir siendo bueno y humano, es la mejor cualidad de una persona y la eleva por encima de otras. Mucho ánimo a tu amigo. Precioso poema.
Besos

Alma en el verso dijo...

Cierto, Silvia. Muchas gracias.
Besos

Antonio Villegas Martin dijo...

Hola Alma:
Ayer cuando estuve ojeando tu blog,y leí este soneto,¡me gusto tanto!me dejo tan impactado,que no sabia que ponerte,solo pensé:¡Que suerte tener como amiga a una persona que cuando tengas un problema sea capaz de escribir algo así!.
¡Pues Bien! hoy después de estar todo el día pensando en el soneto,y en que ponerte para alargarte.
Solo se me ocurre lo mismo que ayer, Yo quiero tener amigos como Tu.

Alma en el verso dijo...

Antonio, lo que dices es conmovedor, agradezco tus palabras y por si no te lo había dicho antes: cuenta siempre con mi apoyo, mi cariño y mi amistad.
¿Sabes?, lo que más siento cuando veo sufrir a alguien, más si es una persona a la que de verdad quiero, es no poder hacer más de lo que realmente puedo, todo esfuerzo me parece poco porque lamentablemente, en muchos casos, es muy poco lo que puedo hacer… si algo llevo mal es la impotencia frente al dolor de los que quiero.
Un abrazo