martes, 8 de noviembre de 2011

"El odioso temor"

Foto de M. Piraux

                                                                    Este odioso temor agazapado
                                                                    se ha instalado allá por donde vamos,
                                                                    se huele hasta en el aire que inhalamos,
                                                                    vive en nosotros, anda a nuestro lado

                                                                    como un espectro de perfil quebrado
                                                                    presente en cada cosa que miramos,
                                                                    en todos los rincones que pisamos,
                                                                    amenazando con puñal alzado…

                                                                    Si la llama de la ilusión se apaga,
                                                                    si no hay un margen para la esperanza,
                                                                    nunca saldremos de esta sombra aciaga.

                                                                    "Nobles" políticos, no se les paga
                                                                    para sembrar temor y desconfianza
                                                                    ni para acentuar la triste llaga.

Alma en el verso

3 comentarios:

Aldabra dijo...

el miedo es algo que va pegado a nuestro corazón, tenerlo a raya es necesario para conseguir mantenernos en movimiento.

nada hay peor que su tenaza.

biquiños,

Elisa Viviana Rezzonico dijo...

El temor... aún persiste, siempre acecha...Escucho noticias de Europa,de Grecia especialmente, y reviven en mí los temores de nuestro diciembre del 2001, creo que de él tanto no se ha ido, y sin embargo todo pasa tan aceleradamente que a la vez se evapora.
La catarsis es sana, los temores hay que exorcizarlos a buenas intenciones, a esperanzas compartidas.
Como siempre muy bello, mis felicitaciones y un abrazo.
Elisa

Alma en el verso dijo...

Oír las noticias se ha convertido ya en un acto heroico, no hay ninguna que infunda una pizca de esperanza, el espectáculo es desolador y además en España estamos en plena campaña electoral, con todo lo que eso significa...
Gracias por tus palabras, Elisa. Gracias también a ti, Aldabra.
Un abrazo