sábado, 24 de septiembre de 2011

"Recuerdos"

 

                                                                           Recuerdos maravillosos
                                                                           vienen ahora a mi mente,
                                                                           una ráfaga constante
                                                                           de momentos jubilosos…
                                                                           ¡fueron tiempos tan hermosos!
                                                                           la juventud desbordaba
                                                                           y la casa se llenaba
                                                                           de canciones y de risas,
                                                                           alegres y suaves brisas
                                                                           de vida que comenzaba.

                                                                            El jardín de nuestro hogar
                                                                            daba entonces sus mejores
                                                                            y más deliciosas flores,
                                                                            aún las puedo contemplar,
                                                                            nunca las podré olvidar,
                                                                            estarán siempre presentes
                                                                            perfumando intensamente
                                                                            ese recuerdo preciso
                                                                            que en mi memoria diviso,
                                                                            acaparando mi mente.

                                                                            Una época con encanto,
                                                                            todo un mundo de inquietudes
                                                                            y doradas juventudes
                                                                            entonando el bello canto
                                                                            de la vida sin quebranto.
                                                                            ¡Qué agradable es recordar
                                                                            cuando a lo que se recuerda
                                                                            nos une la hermosa cuerda
                                                                            de lo que ni por azar
                                                                            quisiéramos olvidar!

Alma en el verso

4 comentarios:

Elisa Viviana Rezzonico dijo...

Los recuerdos son como dulces que se paladean, claro si fueron bellos recuerdos. Disfrutémoslos con todo derecho, muy hermosas palabras, felicitaciones!, un abrazo.
Elisa
Pd: me encantó la fotografía, que nitidez y que linda elección.

Alma en el verso dijo...

El aroma de las lilas envuelve mis recuerdos de aquella casa en la que crecí porque estaban allí y eran cuidadas con todo cariño por las manos de mi madre. Aquella época y aquella casa, son en mi vida algo de un valor impresionante.
Muchas gracias, Elisa.

Aldabra dijo...

y ¿por qué siempre tendemos a recordar lo malo, lo negativo?

biquiños,

Alma en el verso dijo...

Me viene ahora a la mente un verso de un gran poeta clásico: "cualquiera tiempo pasado fue mejor"...
Supongo que todo está en la incidencia y la repercusión que cada experiencia, cada acontecimiento, tiene en nuestra vida y sobre todo en la forma como encajamos las cosas, lo positivo nunca no suele vivirse con la ansiedad y el temor que provoca el impacto de las cosas negativas, aunque luego eso pueda generar cambios positivos.
Es una opinión, tan rebatible como cualquier otra.
Muchas gracias por tu atención y tus palabras, Aldabra.
Un abrazo